Probando, probando…

El sábado pasado recogí mi flamante Specialized Stumpjumper Comp 2008 y el domingo a mediodía salí a probarla. Hubiera querido llevarla a Ucieda pero había que hacer demasiados ajustes como para irse demasiado lejos así que Rafa -mi querido mecánico- y yo decidimos dar una vuelta hasta el faro de Santander y volver, en total y costeando unos 30km y pico.
Mientras le esperaba estuve ajustando la posición del sillín y aflojando un poco los pedales -por cierto, no tengo los Crankbrother que vienen con la bici sino que hice poner unos Shimano mixtos A530- e intentando acostrumbrarme al cambio Sram, distinto del Shimano que tenía en la BH, y cuando él llego y a poco que empezamos a andar fuimos comentando el ajuste de la horquilla y el amortiguador trasero.
Sin duda es esta una bici tan buena como dicen todos los comparativos y foros que he consultado. Y no es sólo que, para sus características, es una bici muy ligera, no llegando a 12.5kgr equipada al completo, sino que su geometría es comodísima, tanto para subir como para bajar. Ya me imagino haciendo alguna de las rutas que llamamos épicas, de las que no bajan de 80km de montaña, sin que se me cargue ni la espalda ni las muñecas ni nada. Por otra parte ambas amortiguaciones responden maravillosamente y se pueden afinar en el rebote con una precisión que no había imaginado. Y el Propedal es increíble, no he notado que contaminara nada la pedalada, si acaso mínimamente con el plato pequeño, y, sin embargo, dibuja con exactitud el terreno, de modo que no se pierde nada de tracción.
Otro de los puntos fuertes de la bici son sus frenos Avid Juice 5, disco de 180 en la rueda delantera y 160 en la trasera.
El conjunto de todos sus componentes, y eso que ha sido apenas eso, una prueba, funciona de forma impecable. He sentido que esta bici era como de otro mundo, concebida para adaptarse a cualquier terreno en cualquier circunstancia. Tanto en los tramos de carretera, en que la llevé completamente bloqueada, como si fuera una rígida, como en las bajadas y subidas bruscas y escalonadas típicas de la costa, puros saltos de roca viva, tramos que antes había abordado con inseguridad o bajándome de la bici directamente, no tuve ningún problema. La bici iba suave como el terciopelo.
¡AHORA SÍ QUE PIENSO TIRARME POR SITIOS ALUCINANTES, QUE ES LO MÁS DIVERTIDO!

Un pensamiento en “Probando, probando…

  1. Parece que te la estás pasando más que bien con tu nueva bici, me alegro, debe ser una sensación increíble la de ese deporte…pero por ahora no me animo😀.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s