Cosas que hacer un domingo nublado por la mañana

De blog en blog y tiro porque me toca, que para eso es domingo y estamos en vacaciones -para mí relativas, esa es la servidumbre de no ser funcionaria de la educación-, aprovechando que está nublado aquí en Cantabria -hace, de hecho, un verano genuinamente cántabro- y que mi casa los domingos pasa de fregoteados, me he puesto a navegar un poquito por la ribera hachetemelénica y he descubiertos alguna cosilla muy interesante y útil -sobre todo útil- sobre mí -los domingos ejercito la vanidad- que pienso chivaros para que me conozcais todos mejos -se nota, lo de la vanidad-.

Empezaré diciendo que yo soy Légolas. Aunque, en realidad, no me llamo así sino Eámanë Lúinwë, alias Bramblerose Tightfield of Tookbank. Sorprendidos, ¿verdad? Tan extraordinarios orígenes, sin embargo, no me han hecho un ser excepcional, más bien al contrario, pues resulta que soy 74%adicta a la blogosfera, lo cual no sé si tendrá algo que ver con que sólo tengo un 36% de posibilidades de sobrevivir a un apocalipsis zombie.

Por supuesto, el resto de la mañana lo he dedicado a… ¿bloguear, construirme un refugio antizombies, intentar regresar a la Tierra Media?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s