Otro meme de lecturas

          Vista la manifiesta voluntariosidad de un compañero de la blogosfera educatica en su comentario a mi anterior post -yo me animo con poco, incluso en época de exámenes- propongo el siguiente meme complementario a las listas de lecturas juveniles recomendadas y las listas de lecturas favoritas de los jóvenes: Diez títulos que leerles a los niños en la cama por la noche o a los alumnos en el aula. 

          Como éste es el primer meme que lanzo no estoy muy segura de la dinámica a seguir pero se me ocurre que habría que añadirle alguna acotación, como que la edad de los niños sea inferior a diez años, y, para compensar, un amplio margen de libertad genérica (valen cuentos, novelas, poemas…) y no demasiado purismo, es decir, sirven obras adaptadas. 

          En el origen de esta idea está mi sincera preocupación por ayudar a crear lectores de forma práctica y efectiva, además de contrarrestar algunos de los perniciosos efectos de los planes oficiales de educación (esa manía de las lecturas impuestas) y de la actitud general de la sociedad, padres incluidos, hacia los niños, delegando en el colegio la mayor responsabilidad de su educación y en las maquinitas, la tele y las famosas actividades extraescolares la ocupación de su tiempo libre. Como ya he dicho en un post anterior, en los colegios inciden en el hecho de que hay que dejar solos a los alumnos, tanto para hacer deberes como para leer. Con demasiada frecuencia oigo aquello de que ya van teniendo edad de ocuparse de sus cosas, hay que fomentar la responsabilidad y procurar la madurez como actitud.  Recuerdo haber comentado con otros padres el gran cambio que se produce en nuestros hijos cuando salen de Educación Infantil e ingresan en las filas de Primaria y coincidimos en observar que, de repente, hemos “perdido” al supuesto “niño” que fue. La palabra madurez asusta y al mismo tiempo parece llenarnos de una extraña satisfacción. Y, efectivamente, dejamos solos a los niños. Y yo me pregunto, ¿qué madurez precipitada e ilusoria es esa si no la que lleva a “como un fruto maduro, caer y ser devorado”, como decía Gibran Khalil Gibran? Curiosamente, luego la vida va y se venga, aunque sea de forma indirecta: nunca antes los jóvenes adultos fueron más inmaduros, nunca antes han prolongado tanto la estancia en la casa paterna.

          En fin, ahí va mi listado. Se basa, lógicamente, en la experiencia que tengo con mi propio hijo y está, por lo tanto, adaptada a su idiosincrasia.

* El león, la bruja y el armario, de C.S.Lewis (preferiblemente si no ha visto la película)guiseppe.jpg

* ¡Qué asco de bichos!, El cocodrilo enorme y El dedo mágico, de Roald Dahl (historias en verso e historias gamberras)

* Mitos griegos, de Marcia Williams (en plan comic para que haya mucho que mirar también)

* Kazán, de James Oliver Curwood 

* El Libro Móvil de Cuentos de Fantasmas, en Ediciones Destino (con adaptaciones de cuentos de Bram Stoker, E.A.Poe y otros; incluye páginas ilustradas desplegables)

Las garras del gato fantasma, de Thomas Brezina (15 casos interactivos para pequeños detectives )                                                                                                

* El ferrocarril de Rigoberto, o cualquiera de los libros de la colección El Zoo de las Letras, de la editorial Bruño (para los más pequeños, les ayudará, además, a reconocer las letras ) 

* El hobbit, de J.R.R.Tolkien

* La isla del tesoro, de R.L.Stevenson (en versión adaptada o no)

* La historia interminable y Momo, de Michael Ende

          Si no he incluido ningún libro de Harry Potter es porque tienen demasiados diálogos que, a mi modo de ver, causan siempre problemas en una lectura en voz alta. Funcionan mil veces mejor cuando se leen para uno mismo.  

          En cuanto a cómo leer las historias más largas o complicadas, recomiendo echar mano de la improvisación para salvar cualquier obstáculo que interrumpa la fluidez de la narración: sustituir sobre la marcha palabras que consideramos no van a ser entendidas o puedan crear confusión por otras más sencillas, aligerar párrafos demasiado largos si vemos que asoma el tedio o el sueño, y, ante todo, no dar la sensación de que se está leyendo la historia sino de que se está contando, cosa muy distinta.  

8 pensamientos en “Otro meme de lecturas

  1. Estimada Beatriz:

    (Perdón si te tuteo, sería muy extraño habarle de usted)

    Mi nombre es Illizt Castillo y soy de México. Estudio la carrera de Letras Inglesas en la UNAM, en CU. Unos compañeros y yo estamos haciendo una antología para la clase de Iniciación a las Investigaciones Literarias y es de los cuentos de hadas retomados en cuentos contemporáneos. Ya no tenemos tiempo para traducir algunos cuentos que ya habíamos escogido, que están en inglés, y nos encontramos tu blog. En un post de Marzo del presente año publicaste algo de canción de amor, y mencionaste a René Magritte, fue él quie escribió “Canción de Amor”?, ¿Hay alguna página en donde esté el texto completo, o es solamente una frase que dijo él? Si pudieras proporcionarnos la fuente o pasarnos el texto te lo agradeceríamos mucho.

    Mi mail es hidereslen@hotmail.com, ó quierootramaestra@yahoo.com, ó welera@cablevision.net.mx

    Por cierto, tu blog está muy padre.

    Te gradeceremos mucho el que nos contestes.

    Atentamente,

    Illizt Castillo

  2. La verdad, Illitz, es que “Canción de amor” es tan solo el título del cuadro de Magritte, según lo encontré en el buscador de imágenes del Google. No tengo al respecto más información ni sabía que pudiera ser un cuento de hadas inglés. Espero que tengás más suerte buscando en otra parte.
    Y gracias por lo del blog.
    Un saludo,

  3. Me he sumado al meme en el apartado de las lecturas infantiles.
    Algunos títulos de los que propones ( La isla del tesoro, de R.L.Stevenson, La historia interminable y Momo, de Michael Ende) son clásicos. Pero cada día aparecen nuevos títulos que sustituyen a los anteriores. La historia interminable es hoy una obra que no suele gustar a los jóvenes porque existen otras del mismo género con más atractivo (Harry Potter).

  4. Ante todo, bienvenida al blog y al casi meme. Estoy conociendo a muchos y muy interesantes blogueros nuevos a raiz de esta preocupación común por hacer leer a los jóvenes, y esto realmente me encanta.
    En cuanto a las lecturas que he propuesto, están pensadas para ser leídas en voz alta como paso previo o “macizado” de las aguas antes de echar a ellas el anzuelo de un libro que ellos mismos se puedan llevar a la boca. Creo que congregar a los niños/jóvenes en torno a un adulto que les cuenta una historia es un acto tan primigenio y evocador de los mismos principios del acto del habla, a la vez que simple, pues no supone más esfuerzo por parte del joven que no sea el de escuchar -merecería capítulo aparte hasta qué punto han perdido las personas en particular y la sociedad en general la capacidad de escuchar-, que tiene muchas probabilidades de crear afición.
    Pero como ya he indicado en el post, leer en voz alta una novela con muchos diálogos resulta bastante problemático. Hay que estar contínuamente improvisando acotaciones y es sobre todo por esa razón que no he incluído a Harry Potter en la lista, siendo como soy -y mi hijo también- uno de sus mayores fans. Es más, con gran fatiga por mi parte le leí a mi hijo la primera de sus aventuras y aunque le encantó también es verdad que me consta que a veces se perdía. Por otra parte es un libro quizá excesivamente largo para ser abordado en una lectura de este tipo. Pero eso depende ya de los lectores y los escuchas.

  5. Para leer en voz alta siempre me han gustado los cuentos y además en 1º de la ESO se trabajan bastante. Pues en mi Centro, curiosamente, Memorias de Idhún de L. Gallego y Eragon de Paolini están desbancando a Harry Potter.
    Un saludo

  6. No es la primera vez que oigo de las excelencias de Memorias de Idhún. Voy a tener que leerlo…
    Un saludo y bienvenida al blog.

  7. Ya no recuerdo bien como es que llegué a tu blog, pero quiero felicitarte en especial por esta entrada.

    Hace unos meses estaba interesado en lo que es la enseñanza de la literatura infantil a través de la lectura, fue mi primer trabajo como maestro en un curso de verano… Y debo admitir que mis planes no fueron muy buenos.

    De cualquier modo, gracias, y pues… nos andamos leyendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s