Yamíl Díaz Gómez

          Hace cinco años Rafa llegó de su último viaje a Cuba -creo que no ha vuelto desde entonces por un exceso de amor hacia ese país, aunque a él no le gusta hablarlo- trayendo, entre otras cosas, un cinturón guajiro de madera, unas partituras y un par de libros del joven poeta de Santa Clara Yamíl Díaz Gómez (1971): “Apuntes de Mambrú” (Premio Fundación de la ciudad de Santa Clara, 1992) y “Soldado desconocido” (mismo premio, 2000). De este último me gusta sobremanera el primer poema perteneciente a “Postales de antaño”, una décima sin título (tan sólo la indicación de Glosando a Navarro Luna) que dice así:

Vienes del amanecer

con los párpados tan rojos

que te buscan nuevos ojos

desde mi rostro de ayer.

Porque tu signo es tejer

una trampa al aguacero,

me convierto en prisionero

del agua muda, remota,

y otra vez tú -gota a gota-

ca-es des-de mi som-bre-ro.

                    .

Yo perdido en la emboscada

que le trazaste a la lluvia;

pero ahora ha sido la lluvia

quien te trazó una emboscada.

Y lloverá en tu mirada

eternamente, mujer.

Tu signo será caer

lenta sobre mis despojos.

Como ha llovido en tus ojos

no he visto nunca llover.

          Igualmente maravilloso me parece el poema Última carta de Cyrano de Bergerac, que dice así:

Tus manos que sigilosas

tejen, Roxana, mi suerte,

laten igual que la muerte

dentro de todas las cosas.

                    .

Callo mi amor.

                           Y te posas

en mi hombro derruido.

Callo mi amor, y es sonido

tu esplendor, que me lacera

como si muerte fuera

no más que un leve zumbido.

                    .

¿Qué improvisado estandarte

para del tiempo cubrirte?

¿Qué lluvia para dormirte?

¿Qué sol para no quemarte?

Saberte, asirte, añorarte…

(trabalenguas de lo inerte).

¿Qué voz para detenerte

cuando, vencida, te apartas?,

si al final todas las cartas

van a manos de la muerte.

                   .

Palabras.

                Como el invierno

retornan a tu balcón.

Son hermosas porque son

escritas desde el averno.

Son el adiós sempiterno.

                    .

Muerte, detén tu fluir

porque lo triste no es ir

donde tu verbo retumba,

sino llevarse a la tumba

tantas cosas por decir.

          Lírica rondada por el riesgo, abrumada por el silencio, cargada de pathos, de ternura. Una oportunidad a la vida posible.

          Lógicamente, no puedo conocer Cuba pues nunca he estado allí (Rafa cuenta cosas, repito, solamente de soslayo).  Leer entre versos y líneas, entre fotogramas o pinceladas, apenas me permite vislumbrar. Pero ya es algo. Otros van y no ven nada. Quizás si algún día pudiera acariciar el tronco de una grandiosa ceiba… 

ceiba.jpg

  

         

2 pensamientos en “Yamíl Díaz Gómez

  1. No sé quién sea Rafa ni por qué no ha regresado a Cuba. Pero conozco a Yamil, conozco su poesía. Es un hombre extraordinario y exquisito, tierno y dulce. Saludos,

    dpa

  2. Rafa es mi compañero. Es español. Su abuelo vivió un tiempo en Cuba y le hablaba, cuando él era pequeño, de allí. Aquello prendó su imaginación y por eso ha viajado a la isla varias veces, recorriendo las zonas fuera del circuito turístico, y lee todo lo que a ella se refiere. Pero le entristece mucho la situación que se vive allí.
    No sé exactamente cómo fue que supo de Yamil pero los dos libritos suyos que trajo nos encantan, y nos gustaría mucho saber más de él y hacer que otros le conozcan. De ahí que yo decidiera -mi compañero es un inútil informático- rendirle este pequeño homenaje en mi bitácora.
    Por otra parte, así se lanzan las arañas al viento, colgadas de sus largos hilos-velas, buscando nuevos lugares y personas.
    Un saludo para ti también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s