El problema de Tomás

          El Apóstol Tomás ha llegado a nuestros días acompañado por el pesado lastre de su problema de incredulidad. El, como cuenta la historia, necesitaba ver, es decir, meter el dedo en la llaga, para creer, y de hecho no creyó hasta que no vió y metió. (La fe es asunto complicado y a veces no poco escatológico.) El Poder, que no es tonto, hizo suyo este lema hace tiempo, ver para creer, y paralelamente decidió meter el dedo, es decir baza, en todo aquello que se puede ver. Ahora vemos lo que el Poder quiere y hacemos, por lo tanto, lo que el Poder espera de nosotros. Es la famosa tríada de la que habla Stephen Greenblatt en su análisis de la obra de Shakespeare: poder, resistencia y contención. Mientras tanto nosotros, tan contentos; es más, tranquilos y sintiéndonos protegidos en la realidad exaustivamente escrutinada por la ciencia, la extremidad con más crédito público del Poder.

          Como resultado, en la era de lo visual, en que hasta los juegos de ordenador alcanzan un realismo extremo, en que la realidad virtual invade poco a poco el territorio de la realidad “real”, convencional, de vez en cuando uno sospecha que ya no se puede creer en lo que ve. Y entonces, ¿en qué vamos a creer? ¿En lo que no puede verse?

          Cuando William Wyler dirigió Ben-Hur en 1959 ya debió de plantearse esta cuestión pues hizo algo inaudito en su película, algo que, por desgracia, otros no han seguido haciendo después. Decidió no mostrar el rostro de Jesus en su película, pese a que su presencia es un referente para el personaje central cuya vida discurre paralela a la de Jesus, con quien se encuentra varias veces y cuya influencia es decisiva. La idea fue un acierto: ningún otro Jesus cinematográfico me ha resultado tan convincente como el suyo.

          Y yo me pregunto, si vamos en pos de lo que no vemos, como locos, como ciegos, ¿qué encontraremos? ¿A Dios o al Poder?   

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s